Paremos todos los relojes y quedemonos hasta el infinito.

Paremos todos los relojes y quedemonos hasta el infinito.
Olvidemos lo que se espera de nosotros y hagamos caso a lo que sentimos.

viernes, 29 de marzo de 2013

·#8143

Y que de pronto, todo marcha como pensabas, las cosas van sobre ruedas, todo es... perfecto. Descubres lo que es: la perfección. Esa "cosa" que pensabas que no existía, habías escuchado hablar de ella, unos decían haberla visto, otros decían: "imposible". Se presenta ante ti, te tiende la mano y te abraza con fuerza. De pronto se convierte en tu mejor amiga, vais a todas partes y os volvéis inseparables. Una amistad como esta, no puede romperse así como así. No puedes dejarla marchar, es todo cuanto tienes. Una tarde de domingo, te sientas en la cama, pones tus mejores canciones y cuando te pones a bailar como si no hubiera mañana, suena el teléfono, te pegas en el dedo pequeño con la punta de la cama, cierras los ojos con mucha fuerza. Cuando los abres, ves a tu nueva amiguita despedirse con la mano. Tu teléfono sigue sonando. Miras la pantalla. Lo apagas. Sigues bailando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes recientes