Paremos todos los relojes y quedemonos hasta el infinito.

Paremos todos los relojes y quedemonos hasta el infinito.
Olvidemos lo que se espera de nosotros y hagamos caso a lo que sentimos.

viernes, 29 de marzo de 2013

·#8143

Y que de pronto, todo marcha como pensabas, las cosas van sobre ruedas, todo es... perfecto. Descubres lo que es: la perfección. Esa "cosa" que pensabas que no existía, habías escuchado hablar de ella, unos decían haberla visto, otros decían: "imposible". Se presenta ante ti, te tiende la mano y te abraza con fuerza. De pronto se convierte en tu mejor amiga, vais a todas partes y os volvéis inseparables. Una amistad como esta, no puede romperse así como así. No puedes dejarla marchar, es todo cuanto tienes. Una tarde de domingo, te sientas en la cama, pones tus mejores canciones y cuando te pones a bailar como si no hubiera mañana, suena el teléfono, te pegas en el dedo pequeño con la punta de la cama, cierras los ojos con mucha fuerza. Cuando los abres, ves a tu nueva amiguita despedirse con la mano. Tu teléfono sigue sonando. Miras la pantalla. Lo apagas. Sigues bailando.

domingo, 24 de febrero de 2013

0911

Arena por toda la casa, por cada uno de los zapatos, mochilas o esquinas. Olor a salitre en el pelo. Rojez en las mejillas. Hombros pelados. No pasar por casa en todo el día, no tener horarios. Salir de fiesta un martes. Hacer de lagarto un jueves. Pantalones cortos, camisetas sin mangas, sandalias. Paseos hasta las tantas de la noche. Borracheras de verbena. Abrazos, confesiones, besos, caricias en la playa. Escapadas nocturnas a lugares secretos. Bailar durante una noche entera. Saltarte un día de la semana, porque te lo pasas durmiendo. No saber en qué día vives. Te echo de menos verano.

lunes, 12 de noviembre de 2012

1279;


Hoy me he levantado y he sentido como podía comerme el mundo de un bocado. Como podía agarrar la felicidad con mis manos, he sentido como si pudiera llenar el mundo de luz con una sola de mis sonrisas, he notado como si todo tuviera dos o tres grados más de color. Hoy me siento con ganas de tener ganas, con amor propio, alma de superación, confianza, con EUFORIA. Puedo alcanzar la luna con mis dedos y bajar todas y cada una de las estrellas. Es como si no necesitase un camino correcto por donde ir, sino que todos los que eligiese serían acertados. Estoy tan segura de que puedo parar el mundo con solo besarte, que no lo dudaría ni una milésima de segundo.

sábado, 10 de noviembre de 2012

7369;

  Chico, me vuelves loca.
Encenderte sin mechero y fumarte entero. Diluirte, verterte, beberte. Hacerte polvo y esnifarte. Convertirte en un juego solo para poder jugarte. Ganarte, que seas mi trofeo. Callar mi boca con tu cuerpo comiéndote a besos. Hacerte montaña para escalarte y descenderte lento. Ensuciarte para limpiarte sin utilizar las manos. Rápido, sin frenos. Y si nos estrellamos, nos caemos y entonces haremos el amor en el suelo. Ya si eso después, nos levantamos y aprendemos. Completarte de todas las formas posibles, borrando espacios, llenando huecos. Soñarte mientras duermo. Transformarnos en tiempo para adelantarnos cuando te eche de menos. Hacernos eternos.

sábado, 3 de noviembre de 2012

2516


¿Y si hoy no nos levantamos de la cama? Te voy a despertar entre mordiscos suaves y besos lentos, te voy a susurrar al oído un: “buenos días mi amor” luego te acariciaré la cara lentamente mientras soplo suavecito en tu oreja. Cuando empieces a abrir los ojos empezaré a sonreírte y me pondré encima de ti, te haré cosquillas y tú patalearás, me mirarás, me suplicarás clemencia, pararé, te miraré y me morderé el labio inferior, te acariciaré el pelo y te besaré con dulzura, más tarde, tú pondrás esa sonrisa perfecta, me cogerás de la cintura y te pondrás tú encima, yo giraré la cabeza y esta vez serás tú quien me bese, esta vez con fuerza, con ganas de mí, te quitarás la camiseta y te besaré en el pecho, tú me acariciarás las piernas, subirás por la cintura, te pasarás por mi ombligo, seguidamente, subirás por mi pecho, me acariciarás los brazos hasta llegar a las manos y ahí, me las agarrarás con fuerza. Te acercarás a mi boca y me morderás el labio con pasión, con jugueteo, con ganas de hacerme el amor, mi respiración se acelerará y nuestros corazones latirán a la par. Me quitarás la blusa del pijama poco a poco, mirándome a los ojos mientras quitas cada uno de los botones, al llegar al último, a mí, se me pondrá la piel de gallina y la blusa se caerá poco a poco, deslizándose por mis brazos, hasta caer del todo. En ese momento tú volverás a besarme y yo me aferraré a ti con fuerza, arañándote la espalda y mordiéndote los labios, justo ahí, estaremos los dos sentados, tú debajo y yo encima de ti, besando tus gotas de sudor y acariciando cada pliegue de tu piel. Tú empezarás a besarme el cuello y yo te haré mío durante horas.

martes, 26 de junio de 2012

2516


Dirigió su mirada hacia la luna, y de sus ojos, grises, se escapó una lágrima inocente. No se inmutó en secársela, como habría hecho de haber habido alguien en la misma habitación, simplemente dejó que fluyera por su rostro, sintiendo ese cosquilleo que le recordaba que no era feliz.

sábado, 16 de junio de 2012

2976


El brillo de su piel en el cálido aire nocturno me enloquecía hasta el punto de sentir que los sentimientos se escapaban de mi cuerpo, huían de las prisiones en las que habían estado encerrados durante tanto tiempo. Sus ojos se posaron sobre mí, recorriendo cada rincón de mi cuerpo, para después bañarse en los míos. Ya no había nada que esconder, nos mirábamos sin limitaciones, sin rojeces en las mejillas, ni miradas que caen al suelo ni palabras absurdas para rellenar aquel cómplice silencio que se había establecido entre nosotros, ni siquiera las necesitábamos, solo queríamos de banda sonora nuestras respiraciones aceleradas: él era la exhalación, yo la inhalación, él trataba de tomar aire y yo se lo quitaba en un beso.

Visitantes recientes